Los arquitectos de interiores Golucci han completado recientemente el restaurante Huayue Court Peking Duck en Shanghai.

La primera vez que entras a Huayue Court, es probable que te sientas atraído por este azul fresco y puro. Incluso no puedes imaginar que sea un restaurante chino. Sin embargo, ¿quién dijo que los restaurantes chinos no podían ser tan increíbles?

El diseñador nos muestra el concepto y las ideas, mostrando los elementos simbólicos de China de una manera completamente nueva. Este es el resultado de la colisión entre los elementos tradicionales y la expresión moderna.

La estructura de este restaurante es casi simétrico, y las formas diversificadas de los asientos hacen que cada huésped tenga una posición distinta en el escenario.

Se aseguraron de que cada visitante tuviera una imagen perfecta en cualquier punto, ya sea la colocación de flores, árboles o los niveles de escenografía.

Dividieron todo el espacio (más de 600 metros cuadrados) mediante el uso de celosías, formando un maravilloso escenario.  Entre la tradición y lo moderno, Huayue Court encuentra un equilibrio perfecto.